Mapas mentales para el diseño web

Post 134 of 195

Cuando realizamos un diseño web, generalmente suele prevalecer la misma estructura de los distintos elementos (texto, foto, vídeo…) durante un largo período de tiempo. No obstante, muchas veces los diseñadores web deciden romper este principio de permanencia y cambian la disposición de las imágenes y otros elementos de la página con demasiada frecuencia para dar la sensación de una web dinámica y actualizada. A pesar de ser una práctica totalmente lícita, ésta muchas veces puede traer efectos contraproducentes para la conversación entre la empresa y el usuario.

La importancia de la permanencia en el diseño recae, pues, en el hecho de que una web pude tener pérdida de visitas y tráfico puesto que el cambio en el diseño afecta a los banners promocionales. Según estudios, los usuarios que vuelven a visitar un determinado sitio web son más susceptibles de comprar. No obstante, si encuentran el orden cambiado seguramente no encontrarán aquello que les ha hecho volver a entrar y por lo tanto esto afecta directamente a las ventas.

De este modo, encontramos una serie de factores que pueden afectar a la percepción de los usuarios. Para empezar, se trata de un concepto de retentiva visual. Los usuarios crean esquemas mentales de aquello que ven y muchas veces su propio cerebro se dirige a un sitio concreto por pura inercia. De este modo, si el diseño de nuestra web no coincide con el esquema mental del usuario, éste no tendrá la sensación de comodidad. De esta manera y para evitar que esto suceda, debemos adaptar los diseños web a ese mapa mental del usuario de modo que pueda moverse intuitivamente y aumentar así la conversación con la empresa o bien, y si el diseño no coincide con el mapa mental, enseñar al usuario ese nuevo diseño hasta conseguir que se sienta cómodo con él.

Muchas veces los diseñadores web, basándose en estos principios, no se atreven a innovar con nuevos diseños por miedo a romper los esquemas mentales, lo cual merma la creatividad de éstos. Lo que hay que hacer, pues, es reinventar las creaciones y diseños y educar a los usuarios en la creación de nuevos mapas mentales y aumentar así la calidad de las distintas páginas web sin perder tráfico en ellas.

 

,

Este artículo ha sido escrito por sergi

Menu